lunes, 19 de diciembre de 2011

INVOLUCIÓN A LA ESPAÑA PALETA

No dejan de descojonarse del personal. Además lo hacen cuando más jode. Tienen varias formas de actuar pero hay una que es la más cruel de todas. Ese diabólico método de tortura consiste en lavar el cerebro de los ciudadanos en un lavado lento con agua templada y con la connivencia de los poderes políticos que toleran, sea cual sea su signo, este atentado contra la dignidad del ser trabajador.

Ya desde jovencitos nos marcan unas estrictas pautas a seguir y solo permiten realizarse en las actividades que les gusta a la gente con posibles para hacerlo, los demás no podemos elegir hasta bien entrada la adolescencia la futura forma de ganarnos la vida. En la falta de vocación de casi todos los empleos se pueden ver los resultados de la táctica empresarial.

Una vez que accedes a un trabajo te vas dando cuenta de cómo se rien de ti dia a dia. Tus jefes van en vehículos muy caros, llevan anillos exagerados caros y muy horteras, fuman puros (esto es más común de lo que parece) hablan de manera muy altanera, van a comer a lugares muy lujosos a diario y no paran de controlar tu actividad. Te hacen creer que 5 minutos de descanso pueden ser fatales para la viabilidad de la empresa y te incitan a continuar varias horas más en tu puesto de trabajo insinuando muy sutilmente que te han hecho un favor contratándote y que por eso hay que devolverles el favor.

Todos los dias comentan al aire que la empresa no va bien y que es posible que tengan o que bajar sueldos o despedir personal causando miedo y estrés en los empleados pero al dia siguiente se compra otro vehículo enorme y caro y hace unas modificaciones millonarias en la empresa para aumentar la productividad.

El cúlmen de la operación "pitorréate del currela" es en los momentos de crisis. Sus truculentos negocios han jodido el pais y sus empresas, creando una gran tasa de paro duradera en la que todo el que menos recursos tiene debe bajarse los pantalones y aceptar cualquier mierda que le den. Y claro, llega la CEOE y su presi suelta que la solución es pagar 400 euros por ¡'¡'¿?¿? no se cuántas horas de curro y disponibilidad absoluta, poniendo de ejemplo a Alemania. Un país con muuuuucho mejor que el nuestro, con mejores sueldos y derechos sociales. Se descojonan comparándonos con ellos, pero no hablan de equiparar lo bueno.

El caso es que al final habrá trabajadores que piensen que la culpa es de lo mucho que cobramos, lo poco que trabajamos, (según Merkel, Adolfo Domínguez y la CEOE) y que nos merecemos que nos flagelen mientras realizamos las tareas de la empresa por unos míseros 400 euros.
Si estas pasadas elecciones ya hubo currelas que creyeron que el PP, según palabras de Cospedal, era el "partido de los trabajadores", no nos puede extrañar que en el bar de abajo de nuestra casa escuchemos a algún lumbrera salva naciones que la propuesta de los empresarios no le parece tan mal.

País.....de mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario