jueves, 16 de junio de 2011

HASTA LA POLLA

No me gusta la violencia, ni me gustan los punkies, ni los perroflautas y vive dios, que una manifestación en la que se englobaba a gente indignada, no puede ser un fiesta con malabares, música de batucada, y gente pintada como si fuera el pasacalles de una fiesta medieval. Que todo esto vaya por delante.


Los medios de comunicación hablan de los protestantes y les ponen una etiqueta: "Los Indignados". Que podría ser perfectamente el título de una peli de terror adolescente Nº 1 en USA, pero lejos de convertirse en eso acabó como un campamento de los albóndigas mojadas. Pero ¿podemos definir la palabra indignado? Si pinchas en tu barra de la RAE del pc te dice que la palabra no existe, mal empezamos. 


indignación.
(Del lat. indignatĭo, -ōnis).
1. f. Enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos.


Pues sí amigos, lo que leéis es la acepción de indignación por lo que deducimos que unas personas indignadas no son los de las manifestaciones anteriormente mencionadas ni los mosqueos que se pilla "El Chemita" con "Mauricio Colmenero"; el enojo, la ira casi siempre llevan violencia y lo que vimos ayer en el parlament era una mezcla de todo eso y, lo más importante, grupos de antisistemas infiltrados en lo que iba a ser una manifestación pacífica, que se apuntan a un bombardeo solo por tener un poco de gresca con la poli.


Pongámonos en situación: 

1º. Una gran crisis económica y política azota el mundo. Los mayores achacan a la juventud que no se mueven para cambiar el sistema, los tachan de ni-nis, pasotas y botelloneros.

2º. Los políticos se empeñan en restregar sus privilegios al ciudadano de a pie con sorna y muy mala uva (véase Eurodiputados). Imputados, por cuestiones que han provocado parte de esta crisis en España, van en listas cerradas a las elecciones, una verguenza sin igual en todo el mundo.


3º. La juventud (formada y preparada como nunca lo estuvo) harta de no tener oportunidades y harta de la incompetencia de los políticos y su conmiseración con los bancos sale a la calle a protestar de manera pacífica. La respuesta esa noche fueron palos de la poli. Se improvisa una acampada a lo plaza egipcia.


4º Todos los medios de comunicación se hacen eco de este movimiento gracias a las redes sociales y porque vende, no nos vamos a engañar. 


5º Los políticos hacen caso omiso de estas protestas y de sus reivindicaciones aunque todos los partidos se apuntan al carro y dicen que ellos son los que mejor les representan , mientras Europa nos dice lo que tenemos que hacer con nuestra política económica, la Merkel dice que cobramos mucho y curramos poco, Zapatero le baila el agua y no se caga en su puta madre, para colmo más tarde se meten con nuestros pepinos.


6º. Tertulianos de todo tipo dicen barbaridades acerca de estos movimientos ciudadanos y los políticos siguen pasando de modificar aquello que debe serlo por petición popular. Se siguen aprobando subidas de sueldo de diputados, concejales blablabla, y en Valencia un tipo como Camps (gran cómico surrealista) dice que el pueblo legitima todas sus acciones mafiosas con la trama Gürtel al sacar mayoría absoluta.


7º. Tras un mes lo de las acampadas no tiene mucho sentido, los políticos los acusan de todo tipo de burradas, cada vez con más razón, pues ya solo quedan en las plazas indigentes, perroflautas y punkies que les mola estar alli. En Barcelona hay ostias con la excusa de limpiar la plaza y por seguridad al coincidir con las celebraciones futboleras, ya sabemos que el pan y circo les mola a los políticos españoles tanto o más que llenar sus bolsillos.


8º. Los políticos siguen pasando de los movimientos ciudadanos, y siguen pasando, y siguen pasando...

Este es un breve resumen del último mes, a grosso modo. Añadamos que desde Europa se pide a España que suba el IVA y la electricidad, con la que está cayendo a las carteras de los ciudadanos, el trapaso de poderes en las comunidades autónomas es una vergüenza muy grande,  el parlament de Catalunya anuncia recortes sin parangón en sanidad, educación y se mantiene el gasto militar.


Nuestros políticos, los que dirigen nuestras vidas no tienen ninguna preparación en estudios, no saben inglés, y algunos no saben ni castellano. Pagan solo un 4,5% de IRPF, practican el pluriempleo compatibilizando empleo público con privado, (a mi me pagan un plus por trabajar exclusivamente para la diputación y me hacen firmar un papel para evitar que curre en otros sitios) y siempre votan a favor de subirse el sueldo, todos por unanimidad. 


Ministros y secretarios de estado cobran el 80% de sus sueldos durantes 2 años tras dejar sus puestos hayan durado lo que hayan durado pudiendo compatibilizarse con otros sueldos sean públicos o privados. Bono ha dicho que van a currar menos, de 3 plenos a la semana ahora se harán solo 2. Cotizan sus señorías 7 años y es como si tú hubieras currado los 37 que se aprobó en la última reforma y que no ha servido para crear empleo. Se les da 250 euros para taxis y coches oficiales (todo audis), tienen 3 meses de vacaciones, dietas de 1800 euros para los que viven fuera de Madrid y 900 pa los que viven en Madrid, practican el absentismo laboral sin dar explicaciones a ningún organismo...todo esto sin sumar lo que cobran de sueldo.


La otra realidad es la que todos conocemos, nuestro dia a dia, lo que cuesta llegar a fin de mes, lo que cuesta aguantar todo tipo de abusos para no perder el trabajo, lo difícil que es mantener una familia o plantearse tenerla. Desde los 90 hemos visto como los sueldos se han quedado donde estaban o incluso han bajado, hemos visto como nos tomaron el pelo con el euro y sin hacer nada. No digo que lo ayer estuviera bien, más que nada porque los actos violentos los hicieron gente que no ha querido nunca integrarse en una sociedad como la nuestra pero ya está bien, si los actos de ayer lo hubieran hecho padres de familia ahogados porque no tienen qué comer o dónde dormir, mujeres sin empleo, jóvenes universitarios de buena cuna y demás gente de bien aplaudiría porque estos cabrones de políticos que se apuntan a impedir un desalojo cuando cuando antes no lo hacían y que buscan ser los abanderados de la gente que nunca han representado se merecen estas ostias y muchas más, para que vean que el pueblo no es manso, que no somos gilipollas, que estamos realmente "indignados", que estamos hasta los huevos del bipartidismo y de las putas amenazas de partidos nacionalistas que no llegan ni a los 200.000 votos en toda España, que estamos hartos de que nos aparten a empujones en la calle solo para que un alcalde pueda pasear sin tener que esquivar obstáculos. Cuando un político sale por la tele todos pensamos lo mismo, que no se merecen lo que tienen y que se merecen muchas ostias, porque no piensan en los ciudadanos que les pagan y a los que tienen que representar, estos hijos de puta piensan que con 600 euros se puede vivir en España y no se les cae la cara de verguenza cobrando lo que cobran y aprobando sus subidas de sueldo.

No me gusta la violencia pero la gente está harta de que no se la escuche y de que los recursos se malgasten en favor de unos pocos amigos y familiares. Malditos sean para siempre.


Luego los ves tomando posesión de sus cargos y en sus dircursos dicen: 

"Prometo luchar contra la corrupción". Que es como si vas a comprarte un coche y te dice el vendedor: Si compras este coche te regalamos el volante y las ruedas....

Qué mala ostia me entra coño!!!!!!!!!!!!!!!!!



2 comentarios:

  1. Lo que a mi más me indigna, pero de verdad, son los diez millones de personas que aún votan a PP y PSOE o similares y aún más los 20 millones que no votan.

    ResponderEliminar
  2. Por ahi empieza el cáncer de la democracia Hernán, votando a los que nunca han cambiado nada ni escuchan a los que les ponen alli, pero seguimos siendo un pueblo paleto y los medios han contribuido en ello. Gracias por leerme Hernan.

    ResponderEliminar